sábado, 24 de abril de 2010

El tren de los Weebles



El tren siempre ha sido uno de los juguetes preferidos de todos los niños, y los Weebles también debían de tener uno. Su particularidad era que se levantaban los techos de los vagones y podías introducir dentro los muñecos sin riesgo que luego no pudieras sacarlos. A parte de ello, comentar que la locomotora hacía un ruidito al moverse las ruedas que con mucha imaginación imitaba a un tren de verdad.
Como curiosidad hay que decir que en Estados Unidos existía otro tren llamado "del Oeste", de color marrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada